Transmisión automática

Fluidos para transmisión automática

El fluido para transmisión automática (ATF) es el más complejo de todos los fluidos lubricantes. No sólo tiene que reducir la fricción para evitar el desgaste como todos los lubricantes, sino también tiene que permitir cierto nivel de fricción para poder embragar. Como la mayoría de los fabricantes de equipos originales usan materiales de fricción patentados, prácticamente cada ATF es específico para cada fabricante. En algunos casos, son específicos para la transmisión.

Para mejorar el ahorro de combustible, los componentes de transmisión son más livianos, a pesar de los motores con más caballos de fuerza. Y nuevas transmisiones que ahorran más combustible muestran mayor torque y temperaturas de funcionamiento más altas. Todos estos factores ejercen gran presión sobre los ATF. Problemas tales como sacudidas durante la transmisión, mala sensación al tacto de los cambios y desgaste acelerado, son cada vez más comunes a medida de que se incrementan los intervalos de drenaje.

Requisitos en cuanto a aditivos

Los ATF deben proporcionar:

  ✓ Capacidad de llenado de por vida

  ✓ Mejor ahorro de combustible

  ✓ Durabilidad de la fricción antivibraciones

  ✓ Estabilidad en el corte

  ✓ Fluidez a baja temperatura

  ✓ Mejor estabilidad de la oxidación

La única compañía de aditivo que cubre las aplicaciones de carretera y todo terreno

Lubrizol es la única compañía de aditivos que cubre todas las aplicaciones de carretera y todo terreno en todo el mundo. Con la incomparable amplitud de conocimientos y las instalaciones técnicas a nivel mundial, continuamos presentando innovadoras tecnologías de ATF que reducen aún más las sacudidas, mejoran el tacto de los cambios y aumentan la durabilidad de los fluidos y de la transmisión, a pesar de las condiciones de funcionamiento más severas. Trabajamos muy de cerca con los OEM para desarrollar fluidos mejorados.