Las ventajas de las soluciones de recubrimiento directamente sobre metal

Publicado por  Equipo de recubrimientos de alto rendimiento el 05/11/2021

Cuando se trata de proteger el metal utilizando soluciones de recubrimiento, la solución más común es recubrir el metal con un sistema de dos capas: un imprimador y luego el recubrimiento de acabado. Como alternativa, los recubrimientos que se aplican directamente sobre el metal (DTM) proporcionan la protección de un imprimador con el aspecto de un recubrimiento superior (una solución dos en uno). Los recubrimientos DTM se aplican directamente sobre la superficie del metal y pueden adherirse sin la necesidad de aplicar un imprimador. Además, la mayoría de los recubrimientos DTM (no todos) deberían aplicarse una sola vez. Este proceso de una sola aplicación hace que los recubrimientos DTM sean más eficientes, ya que requieren menos pasos de producción y menos mano de obra, lo que brinda  más oportunidades para reducir costos.

Los recubrimientos DTM se han utilizado con mayor frecuencia en servicios de trabajo ligero, como aplicaciones industriales para retocar maquinarias y equipos o en aplicaciones de bricolaje. Los sistemas de dos recubrimientos siguen siendo los más comunes cuando los requisitos de protección de una aplicación aumentan o el entorno de servicio es particularmente duro, como en las aplicaciones marítimas, petroquímicas, de infraestructura y de energía. Sin embargo, a medida que los recubrimientos DTM siguen evolucionando y mejorando, pueden usarse en una variedad más amplia de aplicaciones y se están acercando al rendimiento deseado para las aplicaciones para trabajo pesado.

¿En qué se destacan los recubrimientos DTM?

Mano de obra y tiempo: son las dos ventajas principales de los recubrimientos DTM. Debido a que no requieren un recubrimiento de imprimación, la aplicación de los recubrimientos DTM pueden requerir una mano menos intensa, además de ser menos costosos. En muchos casos, el 80 por ciento de los trabajos de recubrimiento corresponde a la mano de obra y el 20 por ciento, a los materiales que realmente se utilizan. Con DTM obtendrá la misma protección, pero con una capa menos. La aplicación de menos capas mejora la eficiencia y brinda un mayor ahorro de tiempo.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, los recubrimientos DTM ofrecen ventajas adicionales. Los sistemas de recubrimientos múltiples requieren dos o más capas, lo que se traduce en más materiales. También pueden contener una mayor cantidad de solventes o químicos peligrosos, mientras que los recubrimientos DTM normalmente son a base de agua.

Consideraciones sobre el uso de recubrimientos DTM

Debido a que nomalmente se aplica una sola capa, es importante asegurarse de que no haya defectos en en film al aplicar el revestimiento DTM. Si en una parte no se aplica o se aplica una capa muy delgada, el metal puede quedar expuesto. También es importante asegurarse de que se alcance el mismo nivel de rendimiento y durabilidad, aunque solamente haya la mitad de material que en un sistema de dos capas.

La adhesión puede ser otro desafío. Normalmente, los imprimadores están hechos a base de epoxis, los cuales ofrecen una adhesión excepcional. Aunque la adhesión de los epoxis al imprimador sea muy buena, carecen de la resistencia a la intemperie y a los rayos UV necesaria para su uso como capa superior. Ese es el motivo por el cual los recubrimientos DTM normalmente están hechos a base de acrílico o poliuretanos. Tienen las propiedades estéticas necesarias para aplicar un recubrimiento superior y, aunque carezcan de la misma adhesión innata, se pueden mejorar notablemente sus propiedades de adhesión en acrílicos y poliuretanos mediante un pequeño esfuerzo en su formulación.

Lubrizol aborda los desafíos de DTM

Lubrizol ha desarrollado varias emulsiones acrílicas y dispersiones de poliuretano para los recubrimientos DTM. Nuestra más reciente innovación, basada en nuestra tecnología de poliamida de propiedad, es Aptalon™ M8120. Este poliuretano está diseñado para brindarles una adhesión y una resistencia a la corrosión superiores a los metales, mientras brinda una protección excelente contra el clima, los químicos y el agua.

Aptalon M8120 no es igual a las otras dispersiones de DTM a base de acrílicos y alquídicos del mercado. Aptalon M8120 es un uretano con mayor dureza que los acrílicos y alquídicos; posee una mayor resistencia química, mayor resistencia al impacto y flexibilidad. La flexilibidad en un recubrimiento es importante, ya que ofrece una mayor durabilidad. Esto es evidente en un equipo revestido con un recubrimiento frágil, que puede astillarse y descascararse si se golpea con una roca, dejando el metal expuesto.

Normalmente, los recubrimientos pueden ser duros o flexibles, pero no ambos. Aptalon M8120 puede proporcionar ambas características; eso es lo que lo hace único. Es más duro que el acrílico normal, pero, a la vez, muy flexible. Esta combinación significa excelente resistencia y oportunidades de durabilidad para recubrimientos.

Para obtener más información sobre Aptalon M8120 u otros desafíos de DTM, comuníquese con un experto de Lubrizol. 

Equipo de recubrimientos de alto rendimiento

Contáctenos

¿Tiene una pregunta o comentario sobre esta publicación? Contacte al autor o autora a través del formulario a continuación.




Ingresar símbolos


Síganos

Siga los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol en LinkedIn

Reciba actualizaciones sobre nuevas publicaciones de blog, productos, noticias de tecnología y tendencias de la industria en los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol.

Suscríbase para recibir actualizaciones

Suscribirse

Reciba en su casilla de correo electrónico actualizaciones de las publicaciones nuevas en el blog.