El secreto de una estructura gruesa y uniforme en los recubrimientos en polvo

Publicado por  Equipo de recubrimientos de alto rendimiento el 05/06/2020

Los aditivos son un componente importante para la formulación de recubrimientos en polvo y también pueden presentar desafíos para desarrollar un recubrimiento que ofrezca una estructura gruesa, estable y reproducible, un acabado estilo antiguo o martelé.

El acetato butirato de celulosa (CAB) es uno de esos aditivos que se utilizan, por lo general, en recubrimientos en polvo para producir una estructura gruesa. No obstante, debido a los niveles muy bajos de dosis del CAB que se deben usar en las formulaciones, además de las fluctuaciones de lotes y tamaños, los riesgos de errores al pesar el CAB o la distribución despareja son relativamente significativos. En cualquiera de esos casos, ocasionará propiedades inconsistentes en el recubrimiento en polvo del acabado.

Para solucionar estos posibles desafíos, los aditivos para recubrimientos en polvo deben permitir una mejor dosificación y homogenización, a fin de lograr una formación más consistente y reproducible de una estructura gruesa en el recubrimiento final. Además, los aditivos deberían producir una estructura más sólida incluso con doble extrusión.

En las formulaciones de recubrimientos en polvo para acabados estilo antiguo o martelé con estructuras rugosas, se utilizan aditivos especiales que logran la estructura con la rugosidad deseada por medio de distintas tensiones e incompatibilidades de superficies.

El acabado

Para recubrir un panel de control con recubrimiento en polvo, se suele utilizar uno con estructura rugosa. Los rayones en la placa de metal a causa del procesamiento, las impurezas y los puntos de soldadura u otros defectos menores en o sobre la superficie se pueden ocultar con el recubrimiento si se utiliza un recubrimiento en polvo con estructura rugosa. La estructura con montículos y surcos, además de la distinta refracción de la luz en la superficie del recubrimiento en polvo ocultan cualquier defecto visible.

 El recubrimiento martelé funciona bien en aplicaciones que requieren un recubrimiento extremadamente resistente y deben soportar golpes, rayones o caídas, por ejemplo, carcasas de máquinas o cercos de jardín. La formulación indicada ofrece un recubrimiento en polvo extremadamente resistente a los rayones y a los impactos que, además, cubre los defectos superficiales.

A fin de otorgar a los muebles, lámparas, buzones u otros elementos de metal un aspecto noble y antiguo, se utiliza un recubrimiento en polvo con acabado estilo antiguo. Estos recubrimientos con estructura gruesa y pigmentos con distintos efectos metálicos producen un aspecto elegante, admirable, que al mismo tiempo puede ocultar problemas de sustratos del objeto gracias al juego de colores con el metal brilloso.

Es importante la colaboración de un proveedor de aditivos que pueda superar cualquier desafío al momento de desarrollar diversos acabados que presentan dificultades durante la formulación. Lubrizol cuenta con un laboratorio de recubrimientos en polvo completamente equipado y comprende los desafíos y las tendencias del mercado después de muchos años de trabajar estrechamente con especialistas en desarrollo de fórmulas de recubrimientos en polvo.

Contáctenos para obtener información adicional acerca de nuestras capacidades de aditivos para recubrimientos en polvo.

Equipo de recubrimientos de alto rendimiento

Contáctenos

¿Tiene una pregunta o comentario sobre esta publicación? Contacte al autor o autora a través del formulario a continuación.




Ingresar símbolos


Síganos

Siga los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol en LinkedIn

Reciba actualizaciones sobre nuevas publicaciones de blog, productos, noticias de tecnología y tendencias de la industria en los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol.

Suscríbase para recibir actualizaciones

Suscribirse

Reciba en su casilla de correo electrónico actualizaciones de las publicaciones nuevas en el blog.