Transparencia en la cadena de suministro

Declaración de divulgación sobre la Ley de Esclavitud Actual

Lubrizol se compromete a cumplir con la Ley de Esclavitud Actual del RU de 2015.  Lubrizol está llevando a cabo una revisión de los procedimientos que se aplican actualmente, y que se aplicarán en el futuro, a fin de garantizar que no existan ni la esclavitud ni el tráfico, en su cadena de suministros o en su propia actividad.  Lubrizol se compremete a garantizar que la cadena de suministro refleje el respeto y los valores que Lubrizol tiene por los derechos humanos y el medioambiente. Estamos a favor de los derechos humanos básicos para todas las personas y esperamos que nuestros proveedores piensen lo mismo. Nuestros proveedores deben comprometerse a brindar un ambiente laboral donde no haya lugar para el tráfico de personas, el trabajo forzado ni el trabajo infantil para llevar a cabo sus actividades. Si llegamos a la conclusión de que debemos realizar una auditoría con el objetivo de confirmar que el el proveedor cumple con este requisito, esperamos recibir la ayuda adecuada en el momento adecuado.  Lubrizol realiza capacitaciones para el equipo de la cadena de suministros para garantizar que los miembros de dicho equipo sepan claramente que Lubrizol únicamente desea comprar productos a aquellos proveedores que no estén involucrados en la violación de los derechos humanos a través de las prácticas ilegales de trata, trabajo forzado y trabajo infantil para realizar sus actividades. La intención de Lubrizol es estar alerta sobre este asunto y continuar con las auditorías a sus proveedores donde haya una orden judicial.  

El compromiso de Lubrizol con la Ley de transparencia en las cadenas de suministro de California, 2010

Lubrizol se compremete a garantizar que la cadena de suministro refleje el respeto y los valores que Lubrizol tiene por los derechos humanos y el medioambiente. Lubrizol informa a sus proveedores que la empresa se concentra en realizar sus actividades en un entorno laboral donde no haya discriminación ni acoso. Estamos a favor de los derechos humanos básicos para todas las personas y esperamos que nuestros proveedores piensen lo mismo. Nuestros proveedores deben comprometerse a brindar un ambiente laboral donde no haya lugar para el tráfico de personas, el trabajo forzado ni el trabajo infantil para llevar a cabo sus actividades. Si llegamos a la conclusión de que debemos realizar una auditoría con el objetivo de confirmar que el el proveedor cumple con este requisito, esperamos recibir la ayuda adecuada en el momento adecuado.

En diciembre de 2014, la Agencia de Asuntos Laborales Internacionales del Departamento de Trabajo de EE. UU. publicó un listado de productos elaborados en 74 países que la Agencia evaluó y determinó que se fabricaban mediante trabajo forzado o trabajo infantil en violación a las normas internacionales. Lubrizol ha revisado ese listado y determinó que esos productos no se encuentran dentro de la cadena de suministros que Lubrizol fabrica o vende. En el caso de ciertos minerales que se extraen en la República Democrática del Congo y las regiones adyacentes, Lubrizol ha tomado medidas adicionales para garantizar que los metales que podría utilizar no proceden de esa región. Lubrizol realiza capacitaciones para el equipo de la cadena de suministros para garantizar que los miembros de dicho equipo sepan claramente que Lubrizol únicamente desea comprar productos a aquellos proveedores que no estén involucrados en la violación de los derechos humanos a través de las prácticas ilegales de trata, trabajo forzado y trabajo infantil para realizar sus actividades. La intención de Lubrizol es estar alerta sobre este asunto y continuar con las auditorías a sus proveedores donde haya una orden judicial.