¿Qué es la pasivación? ¿Por qué es importante para los pigmentos del aluminio?

Publicado por  Equipo de recubrimientos de alto rendimiento el 08/19/2020

En pocas palabras, la pasivación es el proceso de tratar o recubrir un metal para reducir la reactividad química de su superficie. Un sustrato "pasivo" es aquel al que el medio ambiente afecta o corroe menos que a otros. En la pasivación, una reacción química con el material base forma una capa externa de material protector.

La pasivación se utiliza en varias industrias y, en especial, es útil en la industria automotriz donde los pigmentos de aluminio se utilizan en recubrimientos para mejorar la apariencia de los automóviles. El uso de pigmentos de aluminio sigue aumentando en este sector del mercado debido al incremento mundial del mercado de polvos, pasta y escamas de aluminio en una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 6%.

Cuando el aluminio se encuentra con el agua

La mayor parte de la industria automotriz se está inclinando hacia los recubrimientos a base de agua para cumplir con las regulaciones ambientales. El problema: el aluminio y el agua no se llevan bien. Cuando se encuentran, existe una reacción inestable con dos resultados negativos.

  1. El inconveniente estético: la reacción produce el opacamiento del pigmento de aluminio y, en consecuencia, puede producir un aspecto gris en el recubrimiento.
  2. El inconveniente de seguridad: la reacción libera gas hidrógeno, que es inflamable y muy peligroso.

La pasivación de la superficie evita la evolución del hidrógeno y el opacamiento del pigmento de aluminio. Lograr la pasivación de la superficie requiere pasivadores de aluminio utilizados en la dosis correcta.

Lubrizol desarrolló aditivos pasivadores muy eficaces que resuelven los inconvenientes inherentes de la pasivación de pigmentos de aluminio. Lubrizol® 2062H y Lubrizol® 2063H son ésteres de fosfato hidrófobo. Con estos aditivos de rendimiento, el fosfato se une con el aluminio y evita que el agua penetre, así actúa como protector de superficie.

Dosis y pH

La dosis es extremadamente importante cuando se usan aditivos de pasivadores de aluminio. Se deben optimizar los distintos niveles de aditivos para lograr el nivel correcto de pasivación. A medida que aumentan los niveles de pH, se genera más hidrógeno. El desafío es encontrar el equilibrio indicado de dosis y pH. Lubrizol puede ayudar a optimizar la dosis y el pH para permitir la pasivación total del aluminio y a la vez eliminar el hidrógeno.

Contáctenos si desea obtener información adicional acerca de la tecnología de pasivadores de aluminio de alto rendimiento de Lubrizol.

 

Equipo de recubrimientos de alto rendimiento

Contáctenos

¿Tiene una pregunta o comentario sobre esta publicación? Contacte al autor o autora a través del formulario a continuación.




Ingresar símbolos


Síganos

Siga los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol en LinkedIn

Reciba actualizaciones sobre nuevas publicaciones de blog, productos, noticias de tecnología y tendencias de la industria en los recubrimientos de alto rendimiento de Lubrizol.

Suscríbase para recibir actualizaciones

Suscribirse

Reciba en su casilla de correo electrónico actualizaciones de las publicaciones nuevas en el blog.