Aditivos para la unidad motriz

Aclarando la confusión sobre API GL-5

Garantizar que los aceites para engranajes estén a la altura de las expectativas

Al igual que las demandas de funcionamiento de los vehículos varían ampliamente, también lo hacen las demandas sobre los lubricantes para engranajes, que deben mantener a los ejes y las transmisiones manuales funcionando de manera confiable e impecable.

Las variaciones en la velocidad, el torque y otras condiciones de funcionamiento presentan diferentes desafíos en situaciones reales. Mientras más exigente sea la demanda de rendimiento, más crucial es que los lubricantes estén a la altura de las expectativas.

El desarrollo continuo y las aclaraciones de las especificaciones industriales, proporcionadas por los estándares propios de los fabricantes de equipos originales para sus requerimientos exclusivos, reflejan los distintos requisitos de rendimiento de los vehículos actuales y sus usuarios finales.

Las especificaciones claramente definidas sobre el rendimiento industrial tienen como objetivo permitir que los OEM, los usuarios finales, los distribuidores de aceite y los fabricantes de aditivos para lubricante de todo el mundo puedan hablar el mismo idioma cuando se trata de lubricantes. Los estándares son la garantía de que los aceites para engranajes están a la altura de las expectativas, así que es importante comprender lo que significan.

¿Cuál es la diferencia?

Los requisitos de rendimiento de los lubricantes para engranajes dependen de su uso previsto.

  • Categoría API GL-1 (inactiva*) designa el tipo de características de servicio de las transmisiones manuales que funcionan bajo condiciones de bajas presiones en la unidad y velocidades mínimas de deslizamiento tan suaves, que se puede usar satisfactoriamente aceite sin tratar. Se pueden utilizar inhibidores de la oxidación y el herrumbre, así como inhibidores de la fluidez, para mejorar las características de los lubricantes diseñados para este servicio. No se deben utilizar modificadores de fricción ni aditivos de presión extrema.
  • Categoría API GL-2 (inactiva*) designa el tipo de característica de servicio de los ejes de engranajes de tornillo sinfín de tipo automotor que funcionan bajo condiciones de carga, temperatura y velocidades de deslizamiento tales, que los lubricantes que funcionan bien para el servicio API GL-1 no serán suficientes.
  • Categoría API GL-3 (inactiva*) designa el tipo de características de servicio de las transmisiones manuales y los ejes cónicos espirales que funcionan bajo condiciones de velocidad y carga de suaves, a moderadas y a severas. Estas condiciones de servicio requieren un lubricante que tenga capacidades de transporte de cargas mayores que las que funcionan para el servicio APL GL-1, pero inferiores a los requerimientos de los lubricantes que sirven para el servicio API GL-4.
  • Categoría API GL-4 designa el tipo de características de servicio de los engranajes cónicos espirales e hipoides en los ejes automotrices que funcionan con velocidades y cargas moderadas. Estos aceites se pueden utilizar en transmisiones manuales y aplicaciones de transeje seleccionadas.
  • Categoría API GL-5 designa el tipo de características de servicio de los engranajes, especialmente los hipoides, en los ejes automotrices bajo condiciones de altas velocidades y/o bajas velocidades y torque alto. Los lubricantes calificados bajo la especificación militar de los Estados Unidos MIL-L-2105D (anteriormente MIL-L-2015C), MIL-PRF-2105E y SAE J2360 cumplen con los requisitos de la designación de servicio API GL-5.
  • Categoría API GL-6 (inactiva*) designa el tipo de características de servicio de los engranajes diseñados con un descentramiento muy alto del piñón. Este tipo de diseños generalmente requiere una protección contra estriación (engranaje) superior a la provista por los aceites para engranajes API GL-5. El instrumental de pruebas original API GL-6 está obsoleto.
  • Categoría API MT-1 designa a los lubricantes diseñados para las transmisiones manuales no sincronizadas que se usan en autobuses y camionetas para uso pesado. Los lubricantes que cumplen con API MT-1 brindan protección contra la combinación de degradación térmica, desgaste de los componentes y deterioro del sello de aceite, algo que no proporcionan los lubricantes que cumplen únicamente con los requisitos de API GL-4 y API GL-5.
  • MIL-PRF-2105E: esta especificación emitida en 1995 combina los requisitos de rendimiento de su predecesora (MIL-L-2105D) y de API MT-1. MIL-PRF-2105E mantiene todos los requerimientos químicos y físicos existentes, los de prueba de ejes fijos, los de prueba de campo y las revisiones de los datos realizadas por el Lubricants Review Institute (Instituto de Revisión de los Lubricantes) que se requerían de acuerdo a MIL-L-2105D. También agrega los requisitos estrictos de prueba de durabilidad térmica y de compatibilidad del sello de aceite de acuerdo con API MT-1. MIL-PRF-2105E se ha reescrito como la norma SAE J2360.
  • La norma SAE J2360 es un nuevo estándar de calidad global que define un nivel de rendimiento equivalente al definido por MIL-PRF-2105E, un estándar de aprobación militar de los Estados Unidos que no estaba disponible para los mezcladores de aceite en todo el mundo. Incluye todos los requisitos más recientes de pruebas del eje y la transmisión identificados en API GL-5, API MT-1 y MIL-PRF-2105E, incluyendo la necesidad de demostrar la prueba de rendimiento por medio de pruebas de campo rigurosas.

* Las categorías API GL-1, GL-2, GL-3 y GL-6 se declararon inactivas por el Comité Técnico 3 de la SAE en 1995, aunque los aceites se pueden comercializar bajo estas designaciones. Asimismo, la ASTM no planea mantener las pruebas de rendimiento asociadas con estas categorías, ya que en muchos casos estas pruebas no se pueden realizar debido a que las piezas o las instalaciones de prueba no están disponibles.

volver arriba

API GL-5: el elemento fundamental para el cambio

API GL-5 el elemento fundamental para el cambio
Cada vez más y más, los usuarios finales en todo el mundo descubren que el rendimiento definido por API GL-5 es el mínimo práctico para proporcionar un rendimiento aceptable y la fiabilidad del equipamiento. Como resultado, se puede considerar que API GL-5 es el elemento fundamental de la industria en cada vez más regiones del mundo. Las pruebas indicadas en la siguiente tabla le brindan a los usuarios finales la garantía de un nivel básico de rendimiento de los aceites para engranajes.

volver arriba

API GL-5: una actualización, no un nuevo estándar

La confusión y ambigüedad que una vez rodeaban al estándar API GL-5 deberían disminuir rápidamente gracias a la próxima reescritura, o actualización, de dicho estándar.

Anteriormente, a algunos usuarios les resultaba difícil acceder al instrumental de pruebas y a ASTM STP 512A, el libro que contenía la información de prueba API GL-5, y que era principalmente una compilación de procedimientos para pruebas. La actualización viene en la forma de una norma de la ASTM, de fácil acceso a cualquiera que la necesite.

Además, no se había implementado ningún proceso de revisión periódica y de actualización de la norma. Como resultado, las referencias a ciertos métodos de prueba se volvían obsoletas, y había posibilidades de confusión con respecto a lo que constituía un resultado aceptable. La actualización incluye los procedimientos actuales para pruebas y los aceites de referencia, y que la designación como una norma de la ASTM requjiere que se revise y revalide cada cinco años.

La reescritura es el resultado de más de un año de trabajo por parte de un comité técnico de ASTM International, una de las organizaciones voluntarias más grandes del mundo para la elaboración de estándares. El comité incluyó a representantes de los distribuidores de aceite, instalaciones de prueba dependientes e independientes, el ejército y los fabricantes de aditivos, incluyendo a Lubrizol.

volver arriba

Más allá de API GL-5

Más allá de API GL-5

Cada vez más, los fabricantes de equipos originales y los usuarios finales buscan cualidades de rendimiento de los lubricantes que superen las de API GL-5. SAE J2360 es un ejemplo de un estándar que define un nivel de rendimiento superior a API GL-5.

SAE J2360 es, por amplio margen, el principal estándar de uso común en la actualidad, y es un estándar de calidad global especificado por muchos OEM de América del Norte, así como por un número creciente de personas en otros lugares del mundo. Los rigurosos requisitos de aprobación, que incluyen pruebas de campo controladas y la revisión por parte de un comité independiente, garantizan que los productos aprobados de acuerdo a la norma SAE J2360 cumplen con las más altas demandas de los ejes y las transmisiones manuales no sincronizadas.

SAE J2360 tendrá un impacto considerable en aquellas partes del mundo donde no estaba disponible la especificación MIL-PRF-2105E. La falta de un estándar de rendimiento global tuvo como consecuencia distintos niveles de calidad en todo el mundo. Muchos consideran la falta de uniformidad en la calidad como la causa de problemas con la garantía para los OEM y de problemas con los equipos para los usuarios finales. La transición a SAE J2360 debería tener como consecuencia un aumento general en el nivel de rendimiento de los lubricantes para engranajes a nivel global.

En 1986, la SAE esbozó la necesidad de la industria del transporte de una categoría de lubricantes para engranajes que ofreciera las características de rendimiento esenciales, para garantizar una vida útil óptima para las transmisiones manuales no sincronizadas para trabajo pesado. Se determinó que la clase de aceites utilizados en las transmisiones manuales no siempre cumplían con las recomendaciones principales de los fabricantes. La categoría API MT-1 se elaboró para satisfacer los objetivos de los OEM de un rendimiento y una vida útil óptimos para la transmisión. Esto se logró al combinar en un único lubricante la limpieza y la vida útil del sello de aceite, típicas de los aceites de motor, con las características de carga de los aceites para engranajes.

volver arriba

Formule las preguntas correctas

  • Para obtener el tipo de rendimiento del vehículo que usted espera, debe comenzar por formular las preguntas correctas (y obtener las respuestas correctas) sobre los productos lubricantes. Éstas son algunas preguntas que le puede hacer a su proveedor.
  • ¿Mi lubricante proporciona el nivel de rendimiento recomendado por el fabricante del equipo para el tipo de servicio que necesito?
  • ¿Qué pruebas se usaron para evaluar este lubricante, y qué importancia tienen dichas pruebas para mi equipo o su funcionamiento?
  • ¿Por qué me tiene que preocupar el "nivel de rendimiento" de mi lubricante? Yo uso un aceite de grado SAE 80W-90, como recomienda mi OEM. ¿No proporciona el aceite SAE 80W-90 todo el rendimiento que necesito?
  • ¿Mi equipo funcionaría mejor o duraría más si utilizara un lubricante de mejor calidad?
  • ¿Puede proporcionarme datos de pruebas que confirmen que el lubricante que voy a comprar cumple con los requisitos de rendimiento que usted afirma? ¿Cómo puedo estar seguro de que los datos de prueba son legítimos?
  • ¿Podría ver el número de calificación y la lista de productos calificados para este producto? (para los productos aprobados de acuerdo a la norma SAE J2360)

volver arriba

Compartir esta página: